"Las cosas no cambian; cambiamos nosotros."

H.D. Thoreau

10 feb. 2013

Cómics: de finales de 2012 hasta principios de febrero

Diciembre 2012: El frío acababa de llegar y nuestra dieta había cambiado a platos más cálidos. También era Navidad y comíamos casi todos los días fuera, o nos íbamos al italiano de turno a por pasta y salsas. Cuando dibujé este cómic estaba algo influenciada por el Anime/Manga "Nichijou": historias costumbristas en las que lo corriente y lo surreal conviven en una atmósfera que pasa de apacible a caótica en cuestión de segundos. Algo histérica, como muchas de las séries japonesas (o de las que yo consumo, como Bobobo o Lucky Star) pero algunos personajes y algunos momentos son entrañables. La música compuesta para esta série tiene un peso muy importante, aquí os dejo un tema para que os hagáis una idea.

Hace dos semanas fui a Ikea a comprar una estantería. Muchos sabrán de mi forma de pensar y de mi opinión sobre las grandes franquicías, pero... Admito que adoro el Ikea. Siempre que voy me ocurren cosas extrañas, graciosas. Allí vi por primera vez un videoclip de Gorillaz (Rock The House), me he cruzado con más de una celebrity (aunque la única que he reconocido ha sido Risto Mejide) y siempre he acabado llorando de la risa. Pero nunca había dibujado sobre mis aventuras en este peculiar lugar. Tenía planeado hacer un cómic entero, pero tras el desayuno cambié de idea.


Hace unas noches, tras una taza de infusión de shiitake (estupendo pa la gripe) descubrí que es más potente que un café. De repente, sentí una nueva energía fluyendo de mis manos que, sumada a mis incansables ganas de dibujar / crear, provocaron una reacción similar a la de goku cuando llega a la fase super saiyan... Y entonces es cuando se me va mucho la olla y hago cómics raros.










No hay comentarios: